De Nigris, el enmascarado que fue goleador en Turquía 19/'06/2020

Antonio de Nigris no solo tuvo la suerte de coincidir con el entrenador español Benito Floro en el Monterrey, también le metió un gol a Brasil y eso lo catapultó para emigrar a Europa. Los medios lo llamaron el Trotamundos, pero si algo puede presumir el Tano es que conquistó Turquía, se convirtió en el preferido de los reporteros, compitió contra los mejores goleadores de la liga y fue embajador de la lucha libre mexicana.

Toño llegó a Turquía en el 2006, fue fichado por Gaziantepspor y ahí fue donde se dio a conocer por sus goles. En 2008 firmó con el Ankaraspor y ahí fue el preferido de los medios de comunicación. El mexicano supo como enamorarlos: con la lucha libre.

Antonio de Nigris falleció en noviembre de 2009 en Grecia, donde militaba con el club AE Larisa de Primera División, a la edad de de 31 años víctima de un infarto al corazón.

En sus vacaciones por México, Toño consiguió una máscara de El Místico, la persona que se la dio le pidió un favor: “si metes gol la sacas” . Así lo hizo, la llevó de escondidas al vestidor, cuando nadie lo vio la puso en su espinillera y salió al campo. El momento del gol llegó, la sacó y posó para los fotógrafos.

El festejo le salió caro, una tarjeta amarilla y un regaño brutal parte de su entrenador por hacer espectáculo.

Fue un hitazo, la prensa comenzó a inventar que era de El Santo y me entrevistaron por dos semanas. Les tuve que explicar sobre la lucha libre, incluso salí en una entrevista muy importante de por allá. Ahora la gente me dice `De Nigris, la máscara´

Relató el futbolista a Televisa en 2008.

“Es más, me voy a llevar una de El Santo. Al fin que necesito cuatro amarillas para perderme un partido”, sentenció el Tano

‘El enmascarado` se convirtió en el héroe del Ankaraspor: los salvó del descenso. El equipo turco pagó poco más de un millón de euros por su carta y el mexicano enamoró a la afición.

De pronto Antonio de Nigris se convirtió en el mexicano más famoso de la ciudad de Ankara y de todo Turquía

“Yo estaba jugando como un doble 5 en la media cancha y no importaba si anotaba o no. Claro, a uno le llena de felicidad hacer goles, pero la prioridad era salvar al equipo”, describió en su columna para ESPN.

En pocos meses Toño se convirtió en el hombre gol del equipo, su especialidad los remates de cabeza y después posar para las cámaras. Llegó al último partido de la temporada 2007-2008 con 14 goles y solo estaba a tres de diferencia del líder. Ese partido se jugó por el Tano, todos los pases iban hacia él, pero no pudo conseguir el campeonato de goleo.

¿Hay un mexicano más famoso en Turquía?

No, por ahora nadie ha conseguido hacer un tour de medios por dos semanas incluyendo las revistas de espectáculos. El Tano fue goleador, embajador de la lucha libre y salvó a un equipo del descenso en Turquía, solo le faltó posar con la máscara de El Santo, ¿alguien da más? 

Te podría interesar:

Alfredo Ríos Galeana, el asaltabancos que se convirtió en árbitro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *