Canelo Álvarez: el prodigio del box que nos regaló Guadalajara - El Míster

Canelo Álvarez: el prodigio del box que nos regaló Guadalajara

Canelo Álvarez: el prodigio del box que nos regaló Guadalajara

Saúl nació en Guadalajara, en 1990, pero a la edad de cinco años se mudó al poblado de Juanacatlán. Desde muy pequeño no le gustó la escuela y durante la secundaria se saltaba las clases. Prefirió ayudar a sus padres en el trabajo debido a las carencias económicas, ya que provenía de una familia numerosa, seis hermanos y una hermana.

De hecho, fue uno de sus hermanos, el también pugilista Rigoberto “El Español” Álvarez, quien le regaló un par de guantes a los 10 años, lo introdujo al boxeo y fue su primer entrenador. A los 13 años, “Canelo” vio la grandeza del deporte de los puños tras ver a su mentor de sangre debutar de manera profesional, desde entonces supo lo que quería hacer toda la vida. 

El que pega primero, pega dos veces 

Un joven Saúl, emocionado y agitado por la pelea de su hermano, decidió inscribirse en el gimnasio de José “Chepo” Reynoso tras recomendación de Rigoberto. Reynoso se llevó una gran sorpresa al ver que el apenas adolescente aprendía con rapidez todo lo que le enseñaban y no dudó en ningún momento en pulir su talento al límite.

“Chepo” lo apodó “Canelo”, sobrenombre que ya es una marca y lo acompañará toda la vida. Además, bajo la tutela de Reynoso fue medallista de plata en la Olimpiada Nacional 2004 en Sinaloa y un año después se llevó el oro en la misma justa, pero en Chiapas. Sin embargo, él quería más: apuntar a lo más alto y medirse con los “gallos” más experimentados.

El entrenador zacatecano mencionó en varias ocasiones que cuando Saúl tenía 15 años, nadie podía detenerlo. Tenían que darle ventaja a sus oponentes e, incluso así, nadie quería pelear con él. Fue cuando decidieron darle su debut como profesional el 29 de octubre del 2005 en la arena Chololo Larios de Tonalá, donde noqueó a su oponente en el cuarto round. 

Golpe a golpe a la gloria

En 2008 ganó su primer título profesional en la categoría wélter de la Federación Latinoamericana de Comisiones de Boxeo Profesional. Un año después, aseguró el cinturón de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF), en la misma división de las 147 libras.

Sus victorias consecutivas llamaron la atención del mundo, pero definitivamente la noche que todos conocieron al “Canelo” fue cuando se convirtió en el hombre más joven en la historia en ser campeón de superwélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) a los 20 años, 7 meses y 15 días de edad. ¿Su víctima? El inglés Matthew Hatton en el Honda Center de Anaheim, un 5 de marzo del 2011. 

Defendería su título en distintas ocasiones contra Alfonso Gómez, Shane “Sugar” Mosley y Austin Trot, pero en el camino se encontró con el hombre que le propició la única derrota en su carrera: Floyd “Money” Mayweather Jr. El 14 de septiembre del 2013 el tapatío perdió la oportunidad de llevarse el título wélter del CMB, en una derrota que hasta hoy no ha podido superar. 

TE INVITAMOS A SUSCRIBIRTE A NUESTRO NEWSLETTERS

De vuelta a la victoria

Tras el descalabro en la pelea contra “Money”, Saúl no tuvo duelos tan mediáticos por un tiempo, hasta que en 2015 superó al puertoriqueño Miguel Cotto, convirtiéndose en campeón del peso mediano del CMB. En 2016 consiguió el campeonato superwélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al vencer al británico Liam “Beefy» Smith, lo que le aseguró su quinta corona mundial. 

Pero en 2017, el nombre de Gennady Golovkin sonaba fuerte. El equipo del jalisciense logró cerrar una contienda contra el duro boxeador kazajo, un combate de élite y agresivo, de resistencia a los golpes. Al final, los jueces decidieron que fue un empate, pero los verdaderos ganadores fueron los espectadores.

Sin embargo, ninguno de los pugilistas quedó satisfecho con el resultado. Desafortunadamente, en febrero del 2018, “Canelo” dio positivo por clembuterol, lo que lo mantuvo seis meses fuera del ring. El 15 de septiembre de 2018 se llevó a cabo el encuentro Álvarez vs. Golovkin II, con una cerrada victoria para el mexicano, pero que concluyó con uno de los capítulos más intensos de su vida deportiva. 

Un peleador fuera de serie 

A sus 30 años, “Canelo” es el rockstar de Las Vegas: su imagen y nombre mueven millones de dólares en Nevada. Sus diez distintos campeonatos mundiales lo respaldan como uno de los mejores libra por libra de la actualidad y es el cuarto mexicano en conseguir títulos absolutos en cuatro distintas categorías. 

Es una leyenda viviente que va por más: próximamente se medirá contra Avni “Mr. Robot” Yildirim por el cinturón supermediano del CMB y el supercampeonato de la AMB el siguiente sábado 27 de febrero. Y como era de suponerse, él es amplio favorito. 

Strendus, la plataforma de entretenimiento en línea más segura y confiable de México, le da al tapatío un momio de -10,000 (es decir que por cada $10,000 depositados se regresan $100) mientras que el turco es de +1,041 (por cada $100 depositados se regresan $1,041)*.  Estas cifras nos dan una idea de la diferencia tan grande que hay uno de otro. 

Después de todo, el legado boxístico de México es enorme. Nuestro país es el cuadrilátero más grande del mundo. A cada esquina que mires habrá un joven con los guantes bien puestos listo para competir con los más grandes. Es ahí donde entra “Canelo” Álvarez, celebridad actual del boxeo mundial que todavía tiene cuerda para hacer más historia. 

Conquista el juego desde tu computadora, tablet o smartphone en una de las plataformas de entretenimiento en línea más importantes y seguras del país. Descarga gratis Strendus en sistemas IOS o Android, o visita la página.

*Los momios están sujetos a cambios

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

El Míster will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.

Hacemos periodismo lento. Somos un newsletter que genera contenido deportivo de nuevo generación. Nos gusta mirar a otros sitios donde los demás no ponen atención: datos, tendencias, historias.