El futbol y la religión, una relación celestial

El futbol y la religión, una relación celestial

En los estadios de futbol las imágenes religiosas están por todos lados: en las capillas, debajo de las playeras e incluso en las espinilleras. Previo al partido algunos entrenadores acostumbran a reunir a sus jugadores para rezar, ¿qué puede salir mal si te encomiendas a tu Dios? 

Te recomendamos: El Papa Francisco y los sacerdotes, ¿maldicen por el futbol?

En la Basílica de Guadalupe se observan playeras de los equipos más populares de México, hasta Niños Dios que son vestidos como jugadores o incluso con la camiseta de la Selección Nacional. 

Dentro de la religión han habido Papas que se han declarado aficionados de algún club o deporte. Es el caso de Francisco con el San Lorenzo de AlmagroBenedicto XVI que portaba sus zapatos en color rojo en honor al Bayern Munich Juan Pablo II que se ‘escapó’ del Vaticano para esquiar.

La religión y el deporte tienen un vínculo especial que los une desde hace muchos años. La Iglesia católica es de las tres religiones más practicadas y el futbol el deporte más popular, por supuesto que es una combinación celestial.

¿Por qué el futbol y la religión funcionan como relación? 

En la Santa Sede se considera que el futbol es una forma de predicar con la religión, orar e incluso el estadio es un templo donde todos -en distintos momentos- se encomiendan a Dios.

“El futbol es religión porque siempre están en actitud de orar. Ellos son conscientes de que su profesión puede terminar en 45 o 90 minutos. Por eso, cada estadio tiene que ser un templo, un templo de paz. Hay algo de endiosar, de convertir al fútbol en un dios, convertir a un jugador en un dios”

Monseñor Alirio López al periódico El Tiempo. 

El futbol se convierte en una de las formas para hacer una representación religiosa, ¿cómo? Es simple, cuando un futbolista anota levanta las manos al cielo para dar gracias. 

Papa Francisco, embajador del FAIR PLAY: 

  • La necesidad de ‘entrenarse’, el ‘fair play’ y el respeto entre adversarios
     
  • El futbol puede y debe ser una escuela para la construcción de una ‘cultura del encuentro’, que permita la paz y la armonía entre los pueblos
     
  • Nadie gana solo, ni en el campo de juego ni en la vida. Que nadie se aísle y se sienta excluido. ¡Atención! No a la segregación, no al racismo.

¿A QUIÉN LE REZAN LOS DEPORTISTAS?

En México hay playeras de las Chivas o del América que tienen la Virgen de Guadalupe. La capilla del Estadio Azteca también tiene presencia de la Virgen y en la Basílica se han visto a los aficionados de Cruz Azul que se hincan para implorar un campeonato, ¿lo lograrán?

Imagen tomada del Racing.

La UNAM redacta en un artículo hecho por Gisela von Wobeser que del Siglo XVI a la fecha el culto a la Virgen de Guadalupe ha estado en permanente expansión y es uno de los de mayor crecimiento en la Iglesia Católica. Se estima que en el 2018, más de 10 millones de peregrinos acudieron a la Basílica. 

Javier Chicharito Hernandez, es un fiel creyente. Cada que está por comenzar un partido se hinca en medio de la cancha para rezarle a la Virgen de Guadalupe. Recrea al ángel que carga a la Virgen y que se puede observar en todas las imágenes de ella. La imagen la vimos en Old Trafford y el Santiago Bernabéu.

Cristian Campestrini, el portero del Celaya en la Liga de Expansión y exarquero de Puebla, es devoto de la Virgen de San Nicolás de los Arroyos de su ciudad natal. Cuando nadie lo veía, colocaba una imagen en uno de los postes de su portería, pero al llegar al futbol mexicano, no se le permitió, así que se las ingenió para poder meter al terreno de juego.

Para Juan Gabriel Arias, el cura argentino que tiene tatuado en el brazo derecho al Sagrado Corazón con el escudo del Racing de Avellaneda, ambas imágenes tienen una unión de sentimientos que les hace fuertes: “El amor es la base de la religión. La religión y el futbol se complementan”.

También hay sacerdotes que adoran al diablo: le rezan, le suplican y le imploran copas. Hurtado Galvis fue un cura colombiano hincha del América de Cali, equipo que lleva en la imagen del escudo un demonio con el trinche en la mano. 

En Argentina tienen al ‘Messias’, ‘D10S’ y también al Papa Francisco…

LA VIRGEN DE GUADALUPE Y EL DEPORTE MEXICANO

Hace algunos años, cuando Chicharito pasaba su peor racha goleadora con el Bayer Leverkusen, la Bundesliga pidió a los feligreses mexicanos que rezaran por el delantero mexicano en el Día de la Virgen de Guadalupe. Javier Hernández era un peregrino necesitado y que estaba a miles de kilómetros en Alemania.

Alberto García Aspe en Puebla de Wikimedia Commons.

La Virgen es tan importante para México y el papa Juan Pablo II la dio a conocer a todo el mundo. La nombró: “La Patrona y Emperatriz de América”.

En la Liga MX hay futbolistas que no nacieron en México pero que adoran a la Morenita del Tepeyac

  • Uno de ellos es Rubens Sambueza, la tiene tatuada en su pantorrilla
     
  • André-Pierre Gignac, el francés decidió tatuarse a la virgen junto a la imagen de su hijo
     
  • Ismael Sosa la tiene plasmada en su brazo derecho

La Selección de España visitó nuestro país después de ganar la Copa del Mundo de Sudáfrica de 2010. Le dieron la gracias y le llevaron el trofeo a la Basílica de Guadalupe. El expresidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), Ángel María Villar, explicó que antes del mundial vino a México para pedir ser campeón: 

«Cuando vine a firmar el convenio (para disputar el partido amistoso contra México) escuché misa allí y pedí ser campeón del mundo. La Madre de Dios me lo ha concedido y al venir a jugar planteé la posibilidad de presentar ante la imagen la copa ganada en Sudáfrica»

ALBERTO GARCÍA ASPE, UN SOLDADO DE LA GUADALUPANA

Cada que Alberto García Aspe sacaba un ‘bombazo’ y metía el gol se levantaba la playera para enseñar a la Virgen de Guadalupe, ¿por qué? Salvó de la muerte a su esposa Rosy Peláez. 

El futbolista cuenta que una noche mientras estaba concentrado con el Necaxa recibió una llamada y le dijeron que su esposa estaba grave de salud. En el hospital tuvo dos acercamientos con la Virgen. El primero, la enfermera que la atendió previó a la cirugía y el segundo fue especial:

“En ese momento llegó una amiga cercana a mis suegros, quien nos invitó a rezar el Santo Rosario. Yo me molesté, se me hizo imprudente que se presentara a esa hora, pero finalmente accedí. Al momento en que terminó el rezo, sonó el teléfono; era el doctor con la noticia de que Rosy estaba fuera de peligro, y me dijo que podía pasar a verla”.

Cuando la Virgen de Guadalupe está en todos lados es complicado sentirse solo y en el futbol estar bendecido es un acto de fe.

PASTORES Y D10SES

En el mundo del futbol nos podemos encontrar con cosas realmente sorprendentes como la Iglesia Maradoniana dedicada a Diego Armando Maradona. El templo fue creado por aficionados, seguidores y fans del pelusa. 

De Wikimedia Commons

Los feligreses de Maradona construyeron su propia iglesia con un solo objetivo: mantener vigente la pasión y la creencia de su D10S jugó al futbol.

Es tanta la pasión que tienen por El Pelusa que crearon sus 10 mandamientos, oraciones y fechas en las cuales festejan a este personaje del fútbol mundial. 

  1. La pelota no se mancha, como dijo D10S en su homenaje
     
  2. Amar al futbol por sobre todas las cosas
     
  3. Declarar tu amor incondicional por Diego y el buen futbol
     
  4. Defender la camiseta Argentina, respetando a la gente
     
  5. Difundir los milagros de Diego en todo el universo
     
  6. Honrar los templos donde predicó y sus mantos sagrados
     
  7. No proclamar a Diego en nombre de un único club
     
  8. Predicar los principios de la Iglesia Maradoniana
     
  9. Llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a tu hijo
     
  10. No ser cabeza de termo y que no se te escape la tortuga

Fechas emblemáticas:

  • El 22 de junio “Las Pascuas Maradonianas”: cuando le marcó el par de goles históricos a Inglaterra en el Mundial de México 86
     
  • El 29 de octubre “Nochebuena y Navidad Maradoniana”: anunció su retiro de las canchas

LOS ATLETAS DE CRISTO

El grupo fue creado a finales de los años setentas por los futbolistas brasileños Joao Leite y el delantero Baltasar con un solo objetivo: encomendarse a Cristo antes de salir a triunfar.

Los Atletas de Cristo son un colectivo conformado por unos 7,000 profesionales del deporte, están organizados en pequeños grupos locales: difunden sus ideas y actuaciones a través de un periódico mensual.

El grupo cuenta con grandes futbolistas que juegan en los mejores equipos de Europa y que sirven como ejemplo evangelizador entre sus propios compañeros. Cuando se reúnen en la Selección de Brasil se unen. “Leemos juntos la Biblia, rezamos y vamos a misa”, relata Alex Dias, ex futbolista.

Los futbolistas más famosos que conforman a los Atletas de Cristo son:

  • Taffarel
     
  • Jorginho
     
  • Silas
     
  • Zinho
     
  • Bebeto
     
  • Kaká
     
  • Gilberto Silva
     
  • Zé Maria
     
  • Cicinho
     
  • Edmilson
     
  • Silvinho
     
  • Fredson

“No somos una religión nueva, somos una asociación espiritual para ayudar a los deportistas, le damos mucha importancia a la familia. También aprovechamos la fama de los deportistas para mandar mensajes positivos a los niños, como por ejemplo que no se droguen”

Jaime Garrido, representante de Atletas de Cristo en Europa

CHIQUIMARCO, EL ÁRBITRO QUE ES PASTOR

Marco Antonio Rodríguez o mejor conocido como Chiquimarco ha reconocido ser un entregado a Dios y esto lo llevó a ser un pastor cristiano. El silbante fue maestro de educación física y cuando se jubiló como docente se convirtió en un predicador Protestante en un templo a las afueras de la Ciudad de México, fue entonces cuando se metió de lleno.

Cuando asistió a la Copa del Mundo agradeció por la oportunidad, en su cuarto se hincó y rezó por la oportunidad. Al siguiente día encontró una nota: “es un placer arreglarle el cuarto a un siervo de Dios, me llamo Graciela”. 

Chiquimarco orientaba a sus compañeros silbantes y los acercaba a Dios, siempre tenía un consejo para cada uno de ellos.

El futbol y la religión tienen muchas cosas que los unen, pero quizás una de las más poderosas es que ambos son actos de fe. 

Con información de Julio Flores.

Suscríbete gratis a nuestro newsletter aquí.