El “Mexicanito” que marca goles maradonianos en España

IVÁN SÁNCHEZ/ @CHHIVO 

El ‘Mexicanito’ toma el balón delante del círculo de la media cancha, aumenta la velocidad, acelera… Corre con el balón pegado a los pies, mientras en su cabeza están las redes del rival, su familia y la tierra que lo vio nacer a miles de kilómetros.

Sólo con un cambio de ritmo deja atrás a un defensa, mientras que con un recorte se quita al último rival de la zaga. Ya con el portero enfrente, da un toque suave al balón para mandarlo cerca del poste más lejano del arquero. “Es un gol maradoniano”, comentan en la narración.

Cortesía

Se trata de Alán Araiza, el joven mexicano de 23 años, quien con trabajo, esfuerzo, calidad con la bola y la motivación que le da poner el nombre de su país en alto a casi 9,000 kilómetros de distancia se ha ganado con un lugar con el UD Barrios, de la Tercera División de España.

“Es una sensación de orgullo representar a México. Saber que estás a miles de kilómetros de tu gente y de tu tierra te da un plus para seguir demostrando de lo que eres capaz”, dijo a El Míster.

Foto: Cortesía

Araiza es uno de las dos decenas de futbolistas mexicanos que participan en alguno de los 468 equipos profesionales de Segunda, Segunda B o Tercera División, las fuerzas inferiores a La Liga.

Claro que en el sueño de jugar en España lo primero que se viene a la cabeza es compartir la cancha con Lionel Messi, Antoine Griezmann o Sergio Ramos. Militar en alguno de los 20 equipos del Máximo Circuito sería lo idóneo para los mexicanos que van al futbol ibérico como ahora lo hacen Andrés Guardado y Diego Laínez en el Betis, Héctor Moreno con la Real Sociedad, Diego Reyes con Leganés y Néstor Araujo en el Celta de Vigo.

Pero lo cierto es que algunos como el canterano de Cruz Azul no tuvieron la suerte u oportunidad de llegar a la llamada Liga de las Estrellas y se hacen con un nombre en las divisiones inferiores. 

“Los clubes mexicanos apoyan muy poco al joven que quiere ir a Europa, son pocos los que se interesan en ayudar a los jóvenes a formarse en el extranjero; a mí, por ejemplo, me hubiera gustado tener ese apoyo”, reflexiona Araiza.

Es por la falta de oportunidades en los equipos mexicanos, los pocos minutos y el poco o nulo apoyo que chicos como Alán Araiza buscan por su cuenta triunfar en el balompié europeo.

Foto: Cortesía

En su cuarta temporada en España tiene números con los que anhela dar el brincó a una división superior. El jugador que vivía en la Colonia Moctezuma ahora totaliza seis goles, siete asistencias, 31 partidos jugados y 30 como titular con UD Los Barrios, su tercer equipo en Europa.

Pero ir sólo a la aventura no es nada sencillo. El ‘Mexicanito’, como lo llama la afición de su club y los medios locales que siguen al conjunto de Cadiz, tuvo que batallar en sus primeros años en el país.

“El primer año me costó mucho trabajo, porque estaba muy lejos de mi familia, amigos y mi tierra, hasta la comida extrañaba; pero me ayudó para madurar como persona y como futbolista”.

Sobre sus mejores anécdotas en España, Alán Araiza no olvida las dos primeras temporadas en las que defendió la causa del Recreativo de Huelva, un histórico del futbol ibérico.

“Ascender a Tercera División con el Recreativo de Huelva, un equipo decano de España con una afición que es muy apasionada es de lo mejor que me ha pasado, y después poder disputar un partido contra el Betis equipo de Primera División”.

Por último, sobre su experiencia en las divisiones menores de México y España, el mediocampista ofensivo considera que el país europeo los entrenadores se toman más tiempo para “enseñar a los jóvenes a tomar decisiones a una edad más temprana, lo que les ayuda a comprender mejor los métodos para comprender los sistemas de juegos”.

Así, Araiza, “El Mexicanito”, o el azteca que aseguran tiene la capacidad para anotar goles maradonianos es un ejemplo más de los futbolistas de nuestro país que triunfan en Europa, apartados de los reflectores, con el impulso que les da llevar el nombre de México en alto y ganarse por sí solos un nombre y un lugar en lo que más aman: el futbol.