¿En qué año será rentable la Liga MX Femenil?

IVAN PÉREZ/ @elmisterperez

Paciencia y respeto por el producto, esas son las dos premisas para que la Liga MX Femenil y sus jugadoras sean rentables. Otra cosa, si todo camina adecuadamente, los resultados se podrán ver entre 2021 y 2023. No antes.

Hace un año, Enrique Bonilla, director de la Liga MX, aseguró que todos los proyectos de la Liga MX Femenil operaban con números rojos, pero Edgar Merino, director de Solo Cracks, una agencia especializada en representar futbolistas en el mundo, dice que ese es el camino: “hay que saber que se tiene que invertir y que en los primeros años vas a perder. Si crees que te va a ir bien de inmediato, dedícate a otra cosa”.

El futbol femenil no tiene más de una década que empezó a materializarse como negocio a nivel mundial pese a que su práctica data desde hace más de 50 años. Según Womens Soccer United, no hay más de 30 ligas femeniles profesionales pese a que la FIFA tiene más de 200 agremiados.

EL MÍSTER revisó cómo fue que algunos torneos empezaron a ser rentables y cuál fue el camino que tuvieron que andar para empezar a potencializarse como marcas. Y el camino está claro: la inversión, sin ganancias, tiene que ser entre 4 y 6 años para empezar a ver los resultados. Los torneos que se analizaron fueron los de Estados Unidos, España e Inglaterra.

El primer campeonato profesional de Liga en México empezó con el Apertura 2017 (porque ligas semiprofesionales ya han existido desde hace una década), y si los parámetros internacionales se cumplen será entre el Apertura 2021 y 2023 cuando se verán los resultados. De acuerdo con una revisión realizada en los modelos de negocios de las ligas femeniles, los cuatro pilares en los que se basa su crecimiento son:

  • Mejorar las condiciones salariales.
  • Profesionalizar las áreas operativas 
  • Difusión mediática
  • Fichar jugadoras extranjeras

La base de datos de El Míster detalla que los equipos femeniles en México invierten entre 1.5 y hasta 5 millones de pesos en salarios al año, muy lejos de lo que ocupan la división varonil que necesitan hasta 10 veces más.  El salario medio en las principales ligas de futbol femenil en el mundo son unos 2,985 dólares mensuales y en nuestro país es de apenas 195 según un estudio de la consultora Nielsen. Es decir, 15 veces menos.

Tomada del Twitter de la Liga MX Femenil.

Guillermo Zamarripa, quien con su compañía The Marketing Jersey representa a jugadoras como Charlyn Corral y venezolana Deyna Castellanos, asegura que en este momento es muy complicado amarrar patrocinios, algunas marcas solo quieren pagar en especie, pero dice que es importante solicitar pago para hacer respetar el producto. 

Según un informe de LawInSport, titulado ‘The rise of women’s football in Mexico’, “las diferencias, tal vez comprensiblemente, se explicarán por la influencia comercial y económica comparativa de las ligas. Darles a las jugadoras un salario justo no solo los beneficiará a nivel personal, sino que también aumentará la calidad de la liga, ya que los jugadores no tendrán que buscar un segundo trabajo y pueden dedicar más tiempo a entrenar y jugar”.

A nivel operativo la estructura de la Liga MX ha crecido. Recientemente se anunció a Mariana Gutiérrez como directora de la Liga, además de un comité editorial. La encargada del crecimiento del torneo femenil tiene tres encomiendas:

  • Capacitación y especialización en Futbol Femenil.
  • Fuerzas Básicas para el desarrollo del Futbol Femenil.
  • Aplicación del Centro de Innovación Tecnológica para el desarrollo de las Futbolistas y Cuerpos Técnicos.

Generar talento propio es barato comparado con adquirir futbolistas, pero en Estados Unidos o incluso en Francia o España, uno de los éxitos, además de dar oportunidad al talento local, es ir al extranjero a comprar jugadoras de calidad y con ello incrementar el nivel deportivo y el posicionamiento. El ‘Efecto Beckham’ es lo que ha permitido a los torneos internacionales ser atractivos para las marcas. Por ejemplo en el pasado Mundial Femenil el FC Barcelona tuvo a 15 jugadoras entre españolas y extranjeras o el Olympique de Lyon 14.

El sitio Apuntes de Rabona analizó hace unos meses el tema en su artículo: “¿Deben jugar extranjeras en la Liga MX Femenil?”

Según estudios internacionales, a nivel global, el futbol femenil pasa por un momento en que las competiciones largas o torneos locales no son todavía muy atractivas para los aficionados, y la atención está con los eventos. Lo podemos ver claramente incluso en términos financieros, con el Mundial Femenil donde Nike invirtió e incrementó sus ingresos hasta en un 7% gracias al torneo según su último reporte financiero.

Paul ten Tag, director general de la liga femenina holandesa reflexionó en un artículo publicado por el Johan Cruyff Institute, “ahora mismo el negocio dicta que el camino son los eventos. Por ejemplo, después de que la selección femenina de Holanda ganara el Europeo, la gente pensó que ese éxito atraería un gran interés a nivel comercial y mediático, y eso no pasó. Una vez más, quedó comprobado que un evento es bastante diferente en cuanto a la experiencia del aficionado y la atracción que pueda crear a nivel patrocinadores y prensa”.

Foto tomada del Twitter de la Liga MX Femenil.

Cada año hay más de 1 millón de nuevas aficionadas

Lo que es verdad es que el interés de las mujeres por el futbol en México, a raíz de la creación de la Liga MX Femenil ha aumentado entre el 2017 y 2019. Según datos de Consulta Mitofsky, hace dos años, 35.8% de las mujeres en nuestro país les interesaba este deporte, ahora ya son 41.2%.

Si estas cifras las convertimos en personas, podemos decir que la Liga MX Femenil tiene al menos a 26.3 millones de mujeres interesadas. Para dimensionarlo, un dato: si todas las aficionadas nacionales fueran un país, tendrían más población que 150. No es poca cosa. Cada año hay 1.1 millones de mujeres en México que se suman como aficionadas.

Es verdad, ahora la Liga Femenil MX tiene la exposición mediática gracias a las transmisiones de TVC Deportes, TUDN y Fox Sports, pero todavía hace falta que los aficionados en general se interesen más en el producto.

Según Mitofsky en la pregunta “¿qué tan interesado están en seguir la Liga Femenil?, la respuesta entre ‘muy’ y ‘algo’ interesado son el 48.4%, superando la respuesta ‘nada interesado’ con 39.4%.

Edgar Merino comentó en una reflexión a la Johan Cruyff Institute que sería un error tener el mismo esquema de negocio que el futbol femenil. “Tiene sus propias cualidades y las tiene que explotar. Es más familiar y muchos valores que encajan para que las empresas decidan invertir”. El periódico El Economista documentó recientemente que son seis las marcas exclusivas que se anuncian en los clubes femeniles.

Paciencia, según la RAE:

  1. f. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.
  2. f. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.
  3. f. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.
  4. f. Lentitud para hacer algo.
  5. f. Resalte inferior del asiento de una silla de coro, de modo que, levantado aquel, pueda servir de apoyo a quien está de pie.
  6. f. Bollo redondo y muy pequeño hecho con harina, huevo, almendra y azúcar y cocido en el horno.
  7. f. Tolerancia o consentimiento en mengua del honor.

Si lo tienen los clubes, probablemente harán del futbol femenil un negocio rentable entre 2021 y 2023.