Japón: una bomba atómica, un desastre nuclear, ¿está listo para una pandemia previa a los Juegos Olímpicos?

Japón

Japón es uno de los países con mayor esperanza de vida. También es donde más inventos y desarrollos tecnológicos se producen. Sobrevivió a dos Guerras Mundiales, se reconstruyó. Se recuperó de un accidente nuclear devastador en Fukushima hace nueve años. Se hizo potencia después de recibir la bomba atómica en Hiroshima. Es un líder global en muchas cosas, menos en una: en salud. Y eso, en estos tiempos, es una alerta con la crisis que ha declarado la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el coronavirus. 

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están a medio año de realizarse en un país que en octubre pasado fue catalogado por el 2019 Global Health Security Index como una nación que no está entre los primeros lugares para la protección y prevención de posibles pandemias:

  • Pronta detección y reporte de epidemias potenciales internacionales: 35 del mundo
  • Mitigación rápida y combate a una epidemia: 31 del mundo
  • Riesgos ambientales y vulnerabilidad de país a riesgos biológicos: 34 del mundo.

En ninguno de los niveles de alto riesgo, Japón es bien calificado por este informe.

El doctor e investigador Michael Snyder -miembro del Outbreak Observatory y autor de artículos sobre pandemias en el deporte- asegura que “este tipo de eventos, como los Juegos Olímpicos de verano e invierno son muy peligrosos en el momento en que el mundo enfrenta una pandemia. Facilitan la propagación de enfermedades transmisiones particularmente enfermedades infecciosas emergentes (como el caso del coronavirus)”

Apenas la Organización Mundial de la Salud, declaró emergencia sanitaria internacional por el virus. Hasta el 30 de enero se habían presentado casos en 18 países y más de 8,000 personas infectadas. Muchas de estas naciones son vecinas de Japón (donde hay 11 casos confirmados): China (donde se presentó el primer enfermo desde finales de diciembre pasado), Hong-Kong, Indonesia, Malasia, Corea del Sur, Sri Lanka, India, Filipinas, Nepal, Camboya, Laos, Singapur. Hasta ahora se han suspendido o pospuesto al menos unos 15 eventos deportivos  en Asia por el coronavirus.

Japón

Tanto el Comité Olímpico Internacional como el Comité Organizador de Tokio han emitido dos comunicados donde se comprometen a vigilar la evolución de la enfermedad y estar en contacto con las autoridades de la OMS para garantizar el cumplimento de las medidas de salud y hasta ahorita no han hablado de mover o suspender los Juegos. Está en riesgo un inversión de 22,591 millones de dólares.

Tokio 2020 serán los terceros Juegos Olímpicos de Verano que lleguen con una alerta sanitaria. En 2012, en Londres, con la H1N1 que desató a nivel global; en 2016 con una crisis grave de Zika en Río de Janeiro que era la ciudad con los niveles más altos de contagio y ahora el coronavirus.

Un artículo publicado hace cuatro años por la Harvard Public Review, comentó que era un error y de alto riesgo realizar uno megavento deportivo en un sitio que hacía dos meses había salido de una crisis grave del Zika. Tokio espera recibir 600,000 personas de todo el mundo en los Juegos Olímpicos .

Y si Japón está entre los lugares treinta para controlar pandemias, los países de origen de los visitantes y competidores están todavía peor. 

En general las naciones no están preparadas para combatir este tipo de problemas. El documental Pandemic de Netflix -en uno de sus capítulos de la serie- detalla que para que una enfermedad se puede extender por todo Estados Unidos en un mes y en todo el mundo en dos.

A continuación algunos hallazgos del 2019 Global Health Security Index

  • 15% de los países obtienen puntajes en el nivel más alto de confianza en los sistema de salud pública.
  • 89% no demuestran tener un sistema para dispensar contramedidas médicas durante emergencias de salud.
  • 92% de los países no muestran evidencia de requerir controles de seguridad para el personal con acceso a materiales biológicos peligrosos o toxinas.

Michael Synder dice que si bien los megaeventos deportivos pueden ser tener focos de infección alta, “las políticas públicas que se instalen pueden ser muy efectivas si es que son las adecuadas y con todas las prevenciones necesarias, el riesgo se reduce considerablemente”. La misma tesis sostuvo el estudio científico “Hosting of mass gathering sporting events during the 2013–2016” que analizó los eventos deportivos del oeste de África en la crisis del ébola y la presencia de una siete versiones del coronavirus que ahora se conocen.

Según reportes internacionales cada año se descubre una nueva enfermedad que pone en riesgo al mundo, si a eso le sumamos que se realizan unos 30 millones de vuelos de avión cada año, las probabilidades de contagio aumentan considerablemente. En 1918 hubo una pandemia de gripe que mató a 50 millones de personas, en 2020 sería algo desastroso.

Tokio -sin exagerar- se convertirá en un foco de infección mundial si no se toman las medidas necesarias.

TE PODRÍA INTERESAR

Y cuando terminó el partido, China y Asia ya dominaban el mundo