LBM: ¿oportunidad o la única opción? 29/06/2020

Para cumplir con su responsabilidad como padre, el futbolista Christian Bermúdez necesita un salario de 150,000 pesos mensuales, cantidad que debe depositar los primeros días de cada mes a su exesposa como parte de la pensión alimenticia de sus dos hijos. El Hobbit no se puede retrasar, la última vez que lo hizo terminó en la cárcel y tuvo que pagar poco más de tres millones de pesos para salir. ¿La LBM es una opción para continuar su carrera?

Sí, la Liga de Balompié Mexicano será un opción de empleo para jóvenes talentos, para los más de 230 jugadores (de acuerdo con datos publicados por ESPN) que no cumplen con el parámetro establecido en la nueva Liga de Expansión o jugadores que ya no tienen cabida en equipos de la Liga MX. Pero también deben saber que sus ingresos promedio se verán reducidos considerablemente.

Para un futbolista pasar de la Liga MX o del extinto torneo de Ascenso MX a la LBM puede significar un recorte salarial entre el 50 y 80% ya que el tope es de 150,000 pesos mensuales. Pero en algunos casos es tener eso, buscar una opción en el extranjero o incluso quedarse parado. Será una decisión de vida.

También es verdad que para algunos jugadores en la extinta división de plata los salarios eran de 30,000 o 40,000 pesos, pero esos jugadores o bien tienen opciones de crecimiento en la Liga de Expansión o incluso la opción de pasar a la Liga MX.

¿Fichajes ‘bomba’?, ¿cuánto estarán dispuestos los jugadores, cuerpos técnicos o directivos a reducir su promedio de ingresos?

En algunos casos los equipos han recurrido a contratar personalidades que tienen un nombre en el futbol mexicano. Por ejemplo, Gustavo Matosas, es director deportivo del Club Veracruzano Futbol Tiburón y llegó a cobrar más de 2 mdd anuales cuando era técnico del América.

El entrenador uruguayo cobró 1 millón de pesos mensuales cuando era entrenador de Costa Rica, un mercado que paga menos que el mexicano y aún así eso significa 6.6 veces más de lo que puede percibir el jugador que más ganará en la LBM.

La media de salario en la Liga MX es de unos 200 y 250,000 pesos mensuales de acuerdo con la base de datos de El Mister. Así que dar ese salto de una Liga a otra -en términos económicos- solo es una buena opción cuando del otro lado (Liga MX o Expansión) ya no tienes cabida. Eso dicen los números.

****

El Hobbit Bermúdez fue el futbolista estrella de los Cafetaleros de Chiapas (ahora Cancún FC) en la última temporada del Ascenso MX, su calidad aún le da para exigir un buen salario, pero su contrato se terminó y debe buscar equipo.

En los últimos días en redes sociales y algunos medios de comunicación han especulado sobre la posibilidad de que sea uno de los refuerzos del Atlético Veracruz de la Liga de Balompié Mexicano (LBM). Solo hay un problema: el tope salarial. 

La Liga de Balompié Mexicano (LBM) surge como una alternativa en el futbol profesional, para llevar espectáculo a sedes donde difícilmente la Liga MX podría aprobar una certificación. En su primer asamblea se determinó que todos los clubes tendrán un tope salarial, es decir, un futbolista o entrenador no puede ganar más de 150,000 pesos, ¿cómo puedes convencer a Christian Bermúdez?

Tener ‘nombres’ de acuerdo con especialistas de marketing, ayudará al posicionamiento de la liga como un producto de calidad. Así que para la LBM contar con futbolistas reconocidos es importante para su estrategia.

La LBM no puede competir contra los altos salarios que se pagan en la Liga MX y a algunos jugadores del Ascenso MX (ahora Liga de Expansión). En teoría, el Hobbit Bermúdez no tendría cabida en el torneo. Pero algunos futbolistas ya han tomado la opción. Por ejemplo Jaguares de Jalisco tiene entre sus incorporaciones a Christian Recodo Valdez, Saul Villalobos, Christian Sánchez y Shaid Vázquez, con experiencia en Primera División. 

LBM
Foto: Club Veracruzano Futbol Tiburón.

Según los estatutos de la LBM, el pago de salarios no debe rebasar el 50% del costo operativo del equipo. Algunos clubes como Neza FC, ocupará para su primera temporada -según datos obtenidos por El Míster– unos 60 millones de pesos, de los cuales -según las normas de la liga- no podrá destinar más de 30 mdp en pago de su plantilla, es decir, 56,710 pesos mensuales por jugador al mes como media.

La Liga debe mostrar números blancos, porque ellos mismos han hablado del tema de transparencia y salud financiera de las instituciones. Pero hay datos que no cuadran respecto al contexto inmediato anterior.

Por ejemplo, Gustavo Matosas es el presidente deportivo del Club Veracruzano Futbol Tiburón, es un hombre de calidad sobrada y es caro tenerlo en sus filas. Su salario cuando fue entrenador del América fue de 2 mdd (unos 46 mdp), que por mucho excede incluso todo el presupuesto anual de al menos el 90% de los clubes de la LBM para operar.

Pocos clubes apostarán por jugadores de la Primera División, deben formar sus plantillas con una base de futbolistas que no sean tan caros y si el presupuesto lo permite buscar “estrellas” que quieran darle la espalda a la Liga MX.

Así comienza la LBM, la que busca reactivar estadios abandonados y tener finanzas sanas. Por ahora jugadores como El Hobbit Bermúdez -en teoría- no entran en el presupuesto.  

TE PODRÍA INTERESAR

LBM: la historia que comenzó en una servilleta y ahora sueña con una OTT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *