“Messi puede ganar la Champions y Mundiales, pero nunca será Maradona”

Foto: Koala Producciones

Ivan Pérez/ @elmisterperez

Injusto. Inmerecido. Así califica Christian Rémoli, director de Koala Contenidos -una casa productora dedicada a contar historias deportivas- y director del documental “1986 La Historia detrás de la Copa”, la empecinada comparación que hace el mundo y Argentina entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi. ¿Por qué?, porque son dos tiempos distintos, circunstancias que ayudaron a que D10S se convirtiera en lo que es.

¿Pero acaso no los humanos comparamos por naturaleza?, entonces ¿por qué nos piden no buscar quién es mejor si D10S o La Pulga?, o… ¿cómo elige el jabón en el supermercado si no es comparando precio y calidad?, ¿por qué elige una carnicería y no la de la acera de enfrente?, ¿por qué odia a tal o cual comentarista y prefiere el otro canal?

¿Injusto?, quizás. Pues eso vive Messi y ya está.

A Christian le da cierta incomodidad o “vergüenza” que le digan director de cine… aunque sea el creador de varias obras como “1986. La Historia detrás de la Copa”, el documental que cuenta lo que ocurrió con la mítica selección argentina que participó en el Mundial de México.

Se siente “orgulloso” de ser periodista deportivo porque “eso soy” y El Míster charló con él sobre su obra, su mirada del periodismo, sobre la comparativa (sí, sí, injusta) entre Maradona y Messi.

Tu carrera- como lo has dicho en algunas charlas- es de periodista deportivo, ¿en qué momento y por qué decides ir hacia el documental?

Primero porque el deporte tiene muchos ingredientes para contar historias que superan la ficción en muchos casos y luego hay que decir que el periodismo deportivo está arrasado por la inmediatez. El ojo del futbolero medio no está acostumbrado quizás a conocer este tipo de historias. Es un desafío para realizar algo que sea largo y entretenido. La idea es invitarlo a que no le quiera cambiar de canal nunca.

Te he de confesar que me avergüenzo cuando me dicen que soy director de cine, yo soy periodista deportivo, lo digo con orgullo porque es lo que soy. El periodismo deportivo es un lugar extraordinario para contar historias, que hablas de futbol y no hablas del 4–4–2. Es un lugar donde nos metemos a bucear para contar una historia.

Se ha criticado el papel de “entretenimiento” del periodismo y la televisión…

El entretenimiento es una palabra central que no hay que tenerle miedo. El entretenimiento son las novelas o los mega shows, pero el entretenimiento son también las historias. Nosotros tenemos que hacerlo entretenido, no significa hacer una cosa banal, el entretenimiento puede ser profundo, serio.

¿La inmediatez hace perder rigor al periodismo?

Informar con rapidez y la verdad es complicado y por otro lado los portales, las cadenas, las radios, diarios tienen una dimensión de noticias que el deporte no puede dar. No puede haber noticias todo el día, todo el tiempo, a veces las noticias se reinventan. Ahora vemos los goles directos en los entrenamientos, eso no pasaba hace 10 o 15 años. Si hay un jugador que vuelve a jugar en la Primera, después de 20 días, eso ya es noticias. Hay una necesidad de tapar huecos, espacios. El espectáculo se nos vino encima todo el tiempo y en algún momento hasta deja de ser noticia.

Si es un desafío para aquellos que se interesan en la construcción de la noticia e ir más allá.

En tu proceso de investigación qué jugador fue el que más te sorprendió, conocemos que hay personajes como Maradona, Valdano y algunos más que son mediáticos, estrellas, figuras, ¿pero hay alguno que te gustaría destacar?

La única que película que está hecha por el Mundial del 86 se llama “Héroes”, tiene 30 años. Ahí hay una visión del futbolista, entronizada y nosotros nos dimos cuenta de este video íntimo (Julio Jorge Olarticoechea les dio un video casero con imágenes íntimas de la concentración de Argentina del Mundial 1986) de muchas cosas maravillosas. Un entrenador de hockey de acá (Argentina) decía que ‘los héroes no son personas extraordinarias, sino personas comunes que hacen cosas extraordinarias’.

Viendo las imágenes yo lo que advertí con la mayoría de los jugadores es que siguen personas comunes, de a píe, del día, en especial dos: Julio Jorge Olarticoechea y José Luis Brown.

Ellos son comunes, viven por así decirlo al día, pero son campeones del mundo. Los diferencio de los jugadores de ahora que tienen una cuestión más empresarial, son más parecidos a las estrellas de rock que a los futbolistas. Tipos ordinarios en el sentido de lo común que logró lo máximo a una profesión.

Nosotros cada año queremos ser campeones del mundo, pero no vemos que desde 1930 se juega un Mundial y tenemos sólo dos, es algo extraordinario ser campeón mundial.

Dices en el documental que se le cuestionaba en el 86 Maradona, como ahora ocurre con Messi…

El 22 de junio del 86 explica mucho el Maradona-Messi…

En aquel año Maradona ya era importante, pero era cuestionado, pero no estaba sentado en el trono de Pelé, Di Stefano. Maradona además de ser uno de los mejores de la historia, pasa a ser suerte de un mito nacional.

Ese partido del 22 de junio se juega a cuatro años de la Guerra de las Malvinas, la sangre está caliente y lo que hace en aquel partido ante los ingleses hace que sea una especie de mito significa muchísimo culturalmente hablando.

Ya lo dice (Jorge) Valdano en el documental: ‘el potrero no premia a lo honesto, premia al pícaro y al hábil’, y Maradona construyó una obra que tiene que ver con la picardía, no con la trampa. Es el único partido en la historia que dos goles tienen nombre propio: La Mano de Dios y el Gol del Siglo.. Desde que eso sucedió estamos esperando que se repita un 22 de junio del 86 y no nos damos cuento que eso nunca volverá a pasar.

Lo que se le pide a Messi no es que jugué como Maradona, no sabemos si será mejor que Maradona, al parecer es mejor en un montón de cosas entre otras que él, además quiere ser el mejor todos los domingos y a Maradona le pasó hasta determinada edad y luego ya no quiso más… Lo que se le pide a Messi es que sea Maradona, que alcance esa estatura de un mito y no nos damos cuenta que nunca más habrá un partido a cuatro años de Malvinas, que nunca más habrá un 22 de junio del 86 … Se es muy injusto con Messi.

Messi puede hacer 1,000 goles, ganar 20 Champions, inclusive dos Mundiales que tentativamente jugará más, pero lo que nunca va a ser es Maradona.

Si tuviéramos que comparar a Maradona y Messi con un par de personajes de película, ¿quiénes serían?

Maradona es incomparable, no encuentro una persona que se le pueda comparar. Messi puede ser un mago que hace las cosas rápido, es Houdini.

Messi es el primer jugador que he visto en mi vida que algunas jugadas hay que verlas en slow motion para saber qué es lo que pasó. Qué hizo, en qué momento lo hizo, inventa la jugada, sale airoso, pero no la vi, qué hizo… es un superdotado que sale cada 40 años.