Necaxa, desmantelar a su equipo para vivir

Necaxa, desmantelar a su equipo para vivir

Uno de nueve puntos posibles, ser de los peores equipos del campeonato, esa es la primera estampa que tenemos del Necaxa en el torneo Guard1anes 2020. Pero solo es la superficie, porque en el fondo, por muy mal que vaya, en la institución saben que su política de ingresos, incluso en plena crisis económica de la pandemia de la COVID-19, sigue operando. Desmantelar al equipo para sobrevivir.

El último gran ejemplo es el argentino Mauro Quiroga quien fue vendido al Atlético San Luis. Necaxa pagó por él 278,000 euros y tuvieron una ganancia de más del 1000% al traspasarlo por 3.5 millones de euros.

****

Ganarle al Santos de Brasil con el mítico rey Pelé alineado, ser el primer equipo en obtener el doblete y convertirse en uno de los mejores clubes de la década de los 90, es por supuesto una señal digna de un equipo histórico.

El Club Necaxa es una de esas emblemáticas historias del deporte donde la escuadra era conformada por el entusiasmo de los trabajadores locales, quienes en su fundación formaron las bases de un equipo que denotaba con creces un atractivo popular.

FOTO: CORTESÍA CLUB NECAXA.

Han pasado 85 años desde que los apodados Once Hermanos cautivaron al país con el buen juego futbolístico que los llevó a ganar cuatro ligas y dos copas, en un lapso de tan solo seis años del extinto campeonato semiprofesional mexicano. Y son 22, desde que alzó su última liga de la mano de Adolfo Ríos, José María Higareda, “Chepo” de la Torre, Álex Aguinaga y Carlos Hermosillo.

Hoy en día, y como consecuencia de su venta en 2014, los Rayos se encuentran en una común batalla para adaptar alguna idea futbolística dentro de su plantel, ya que debido a las constantes bajas de sus principales jugadores su frecuente inconsistencia se hace presente dentro de los torneos del campeonato mexicano.

Con una inversión estimada de 14.8 millones de euros en la contratación de sus últimas figuras más participativas dentro de la plantilla, han realizado un negocio totalmente rentable en cuanto a sus ventas, ya que tan sólo con las ventas de Brian Fernández al Portland Timbers y Edson Puch al Pachuca, la suma según Transfermarkt de estos dos fichajes es de 15.2 millones de euros. 

Situación totalmente similar a las transferencias de Cristian Calderón, Jesús Angulo y Alexis Peña hacia las Chivas, cuyos costos de venta en un solo mercado de fichajes fue de aproximadamente 18 millones de euros. Más de 33 mde solo en cinco futbolistas.

El último gran ejemplo es el del argentino Mauro Quiroga a el Atlético San Luis.

Una práctica interesante de un equipo histórico, cuya única cualidad envidiable por parte de los otros equipos de liga, es hacer negocios millonarios invirtiendo poco dinero. Aunque claro, ahora está entre los dos peores lugares de la Liga MX.

TE PODRÍA INTERESAR

Así es como la MLS enriquece a los equipos de la Liga MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *