¿Por qué el boxeo moderno es una falsedad?

¿Por qué el boxeo moderno es una falsedad?

El Consejo Mundial de Boxeo se fundó en 1963 con la intención de controlar y tener una mejor gestión administrativa del boxeo. Desde entonces hemos sido testigos de grandes historias, relatos y hazañas que enamorarían a la persona menos interesada en el deporte. 

Te recomendamos: ¿Tepito sigue siendo cuna de boxeadores?

Y es que la práctica de este deporte como entretenimiento, ha encontrado caminos de oportunidad en donde el manejo excesivo de los peleadores como producto de deporte-espectáculo, ha llevado al boxeo a la pérdida de ciertos emblemas de esencia. Entre la toma de decisiones administrativas a favor del supra mercantilismo, cada vez más el mundo del boxeo se moldea bajo un perfil invadido de efectos lucrativos, más que deportivos.

En una entrevista de El Míster con Eduardo Lamazón, comentarista de boxeo en Televisión Azteca, platicó acerca de los problemas que han detonado la pérdida de calidad, y manchado el espectáculo del boxeo.

Foto tomada del Twitter de Eduardo Lamazón

La popularidad del boxeo ha llegado a equipararse en posiciones similares a las de otros deportes extremamente mediáticos. El efecto de esto se ve plasmado en los productos comerciales que ofrecen espectáculo, los derechos televisivos, y por supuesto en las casas de apuesta. 

Tan solo por ejemplificar; según datos de El Míster, en México las apuestas y casinos online (tanto legales como ilegales), mueven alrededor de 2,000 millones de dólares al año.

A pesar de estas oportunidades de negocio que tiene este deporte, para Eduardo la estrategia de inventar un sinnúmero de títulos de campeonato, acaba con el romanticismo del boxeo.

“Aunque nos guste y queramos innovar a favor del negocio, no podemos hacer cosas indignas e ilegales. Hay muchas actividades que dan dinero pero que moralmente son condenables. La administración del boxeo actual se ha empeñado en crear una absurda cantidad de nuevos títulos, que ahora parece que los títulos buscan a los peleadores”.

Hace medio siglo tan solo había un campeón por categoría. En la actualidad la mayoría de las organizaciones a nivel internacional están convencidas en tener a prácticamente de cuatro a cinco campeones por peso.

Según el esquema de organización de la Asociación Mundial de Boxeo, por categoría promueve al menos:

  • Super Campeonatos.
  • Campeonatos Mundial Interino
  • Campeonatos Intercontinentales
  • Campeonatos Continentales
  • Campeonatos Internacionales

Por tanto el Consejo Mundial de Boxeo:

  • Campeonato Juvenil
  • Cinturón Mundial de Plata
  • Campeonato Mundial Interino
  • Cinturón Internacional
  • Cinturón Internacional Plata

La Organización Mundial de Boxeo:

  • Super Campeonatos
  • Campeonato Latino
  • Campeonato Asia – Pacífico
  • Campeonato de la Organización Norteamericana de Boxeo (NABO)

Siendo la Federación Internacional de Boxeo la única administración que no otorga cinturones menores al absoluto.

“Hace cincuenta años la gran parte de aficionados sabían quienes eran los campeones del mundo, actualmente hay 3 o 4 campeones por categoría. Ningún título debe tener un superlativo”.

Eduardo Lamazón
Foto tomada del Twitter de Teófimo López.

El fin de semana pasado Teófimo López se enfrentó a Vasyl Lomachenko. Ambos peleadores disputaban la unificación de sus títulos donde el ucraniano poseía los títulos de la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial (OMB); mientras que el hondureño contaba en su poder el cinturón de la Federación Internacional (FIB). 

El combate convertiría al ganador en el campeón unificado de los pesos ligeros (CMB, AMB, OMB y FIB). Pero, ¿qué ocurría entonces con Gervonta Davis?, quien es el campeón del peso ligero de la AMB; o con Devin Haney, campeón mundial ligero de la CMB.

“Lo que ocurrió este sábado es una falsedad. Lomachenko era el campeón franquicia del peso ligero, pero ese es otro título inventado, es una excusa para no respetar los reglamentos. Este nuevo esquema tiene una composición que ya no lo entiende la gente, y que no tiene otra explicación más que el lucro continuo del deporte”.

Lastimosamente en ámbitos administrativos se ha avasallado en contra de la estructura original del boxeo. Las contiendas de cada fin de semana por títulos mundiales, continentales, intercontinentales, juveniles o cualquier otra etiqueta inventada, no es más que el resultado de la victoria de quienes manejan a gusto y placer este deporte.

“Lamento decir que no se hace absolutamente nada para corregir. Pasan cosas muy graves que habitan en la impunidad total, porque ¿quién le pide cuentas a los organismos?; absolutamente nadie. Ninguna persona u organización les impide hacer lo que hacen, son administraciones internacionales conformadas por comisiones de todos lados, no tienen que rendir cuentas”. 

Hoy en día, pocas son las disciplinas que se encuentran limpias de anormalidades que manchan el verdadero encuentro deportivo. Y el boxeo no ha encontrado alguna excepción por más triste que suene, en México es uno de los deportes más vistos y aclamados por la población nacional, en donde se encuentra una oportunidad de unidad desde todos los grupos y familias mexicanas.

Suscríbete sin costo a nuestro Newsletter, solo presiona aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.