Sierra Mixe: en el cielo de Oaxaca se juega básquetbol por dólares y pesos 25/07/2020

El baloncesto es uno de los deportes más populares de la Sierra Mixe, una región del estado de Oaxaca donde el frío cala los huesos y reseca la piel. Las nubes bajan por un momento para tocar el cielo y al caer la noche puedes apreciar las estrellas cuando está despejado.

Allí, en el cielo, el deporte más popular no es el fútbol. Aquí todos juegan basquetbol. Antes lo hacían por tradición y hoy lo hacen también por dinero en dólares y en pesos.

Los partidos son en la plaza de Totontepec Villa de Morelos donde está el palacio de gobierno y la cancha de basquetbol con luces a las orillas del techado. En los partidos pareciera un estadio profesional abarrotado por la gente que va a ver cómo se enfrentan los equipos más fuertes dentro del torneo local.

Cuando la dignidad valía todo

El municipio es parte de la Sierra Mixe y al igual que las demás poblaciones tenía un equipo que se llamaba Club Deportivo Morelos, el cual los representaba en cada fiesta patronal.

Cada pequeño torneo o intramuros se realizaba dependiendo de la fecha de la festividad religiosa de San Sebastián. Cuando se acercaba el día de la fiesta del pueblo el equipo local elegía a las comunidades invitadas. No pueden llegar sin invitación, deben responder para poder asegurar su lugar y conformar a su equipo con los mejores hombres. 

Todo es parte de un intercambio, la tradición dicta que todos los equipos deben corresponder la visita en la fiesta patronal de los participantes. El torneo se conforma con 10 o 15 equipos.

Cuando los equipos invitados llegaban se les daba un recorrido o un desfile para que los pobladores observarán a los jugadores uniformados. Paseaban con balón en mano y los tradicionales tenis Panam de la época de los 50´s y 60,s. 

Un dato curioso se daba en los partidos empatados y cuando los jugadores no podían anotar, la banda interpretaba una marcha, una melodía para animar a los basquetbolistas locales.

Aquí no se premiaba con los trofeos enormes en color dorado como se hace en la actualidad. En la Sierra Mixe la autoridad nombraba a 25 o 30 madrinas, ellas tenían como misión buscar el premio para el equipo ganador. Regularmente eran sombreros de palma que las madrinas portaban y los jugadores se tenían que hincar para recibir el galardón.

Hoy se juega con pasión… y también por dinero

Actualmente, la autoridad, junto con la Comisión de Festejos buscan los premios, ahora se otorga dinero en efectivo y se hace una convocatoria, entre más grande sea la ganancia hay más equipos involucrados. La bolsa es de 10, 15 o hasta 30,000 pesos, inclusive se paga en dólares.

Los tiempos han cambiado ya no hay jugadores que utilicen tenis Panam o marcas mexicanas. En las canchas de cemento se luce el calzado de Nike y hasta ropa deportiva importada. Todo se mueve por el dinero, porque hasta en el cielo se paga en dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

El negocio de las felicitaciones de los deportistas y entrenadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *