Ivan Pérez

TEXTO TOMADO DE CÁMARA HÚNGARA

Tomas tu hamburguesa y la metes en una soda. Le das mordidas, lo haces rápido, muy rápido. No te permites descansar. Pones los ojos en blanco, ¿te da asco?, creo que no porque sigues y sigues. Tus venas saltan en tu cabeza, tengo miedo de que se te vayan a salir.

No te fijas demasiado en el estilo, probablemente recuerdas que de un bocado te has metido cuatro o cinco tacos al mismo tiempo (¿a eso se le puede decir todavía un bocado?) también has devorado dos hot-dogs a la vez.

Pero ahora tienes una hamburguesa gigante frente a ti, la mayonesa y los pepinillos están por abandonar el pan, escapando de tu mordida, huyendo, no quieren ser para de ti porque no los haces especiales.

¿Has pensado que quieres terminar?… Son 10 o 15 minutos comiendo lo que sea. Eres como una máquina extractora, te pareces a Goku cuando se sienta a comer y lo hace por desesperación, pero es por placer, y tú, por dinero, no es mucho, pero si es algo. Y ganas fama, mucha fama. También asco, a muchos les generas asco y también admiración, muchos quisieran ser como tú. Hay veces que las personas ponen Youtube para mirar los retos que cumples. Lo hacen mientras comen en casa.

****

Major League Eating. MLE son sus iniciales. Si en alguna ocasión has competido con tus amigos, con tu pareja, con tus hermanos, para ver quién come más, podrías entrenarte y tratar de entrar a la élite.

Hace unos días el Mandíbulas, así le dicen, ganó el concurso de comer más hot-dogs en 10 minutos, fueron 72. Se llama Joey Chestnut y se ha llevado el reto 10 veces, las mismas que Rafael Nadal ha ganado Roland Garros.Cuando te llevas el título te dan un cinturón, como el que tiene el Canelo o cualquier campeón mundial de boxeo, porque eres eso, un campeón mundial.

En un reto como estos te puedes llevar hasta 10,000 dólares, hay algunos mucho más modestos, de 1,500, 4,000 o 5,000. Te vuelves una celebridad.

Te transmiten por televisión y hasta 40,000 personas van a ver tu triunfo (ya muchos equipos de futbol quisieran meter al menos la mitad en sus estadios).

Pero para llegar allí te tienes que preparar. Al igual de Messi, Cristiano, Floyd Mayweather Jr., Canelo, Hamilton, tienes que entrenar para ganar.

No basta tener un estómago enorme: ensayas semanas antes con retos mínimos, debes tomar mucha agua, dormir porque te deshidrata comer altas cantidades, hay que tener una dieta saludable casi siempre, estos excesos son sólo para las competencias.

Ya cuando estás allí, algunos deciden mojar el pan, lo comen más rápido, algunos van por dos hot-dogs a la vez, cinco tacos, etc, muchos se mueven constantemente porque dicen que así les cabe más.

En la MLE hay igualdad. Los hombres y las mujeres compiten en la misma categoría y tres de ellas están entre las 10 mejores del mundo. La mayoría podrían decir que son personas atractivas, que no dudarías en querer una cita con ellos, son guapas y guapos, pero más te vale no verles comer. No lo hagas. No te conviene pues.

La MLE tienen al menos unos 80 eventos al año. La competencia que ganó el Mandíbulas hace unos días la vieron 300 millones de personas, superó en audiencia a cualquier partido de las Grandes Ligas en este 4 de julio.

Ahora que miro tu foto creo que sudas. Madre mía, tienes una mordida tan grande como un túnel en una carretera, de esos que miras a la distancia y piensas qué tan largo podrá ser. Apenas puedo ver tus dientes porque toda tu boca está llena de comida, por la comisura de los labios tienes un poco de tu baba escurriendo. No importa. Cuando ganas y recibes el cheque vale la pena. Eres competitivo, mucho, siempre quieres ganar. Sí, lo sabes, eres una bestia. Nadie como tú.

Me he dado cuenta que no eres el único que cierra los ojos cuando come. A veces con la mano te empujas la comida, me imagino que tu estómago está lleno y que has tapado tu cuerpo de tacos y que ya van por la garganta, que en cualquier momento te darás cuenta que ya no hay para más.

Luego, es inevitable, y pienso: ¿Cuántas personas no tienen para comer?, luego escucho un alarido de las personas porque ya ganaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *