Tres mexicanos a la conquista de Las Vegas

IVAN SÁNCHEZ

El sueño americano es un fenómeno que también se vive en las canchas de futbol. Así como los paisanos cruzan la frontera con la esperanza de encontrar un trabajo que les ayude a prosperar y dar una mejor calidad de vida a sus seres cercanos, los jugadores amateur de nuestro país viajan a encontrar torneos que les ayuden a ganar algunos dólares. Esta es la historia de quienes viajan a Las Vegas para intentarlo.

El boom del soccer, como ellos lo llaman, en el vecino país del norte con la MLS se expande con el aumento de campeonatos que ofrecen jugosos premios para los ganadores. Así, el destino llevará a tres mexicanos a tratar de conquistar el torneo Isaac E. Barron Cup de Las Vegas con la firme intención de ganar los 20,000 dólares que el evento promete para el mejor equipo.

Rodolfo Vázquez, conocido en el mundo de la talacha como ‘Chaneke”; Sergio León, el ‘Chal’, y Alberto Hernández ‘Betito’ son tres de los mejores jugadores mexicanos a nivel amateur que se encuentran en la llamada Ciudad del Pecado, pero no para apostar en los casinos, sino para derramar talento en el terreno de juego ante futbolistas estadounidenses, México-estadounidenses y de otras latitudes en busca de conquistar un torneo más.

Foto: Cortesía.

Como cualquier otro paisano ellos cruzaron la frontera para trabajar y conseguir más recursos para tener una mejor calidad de vida. “Venimos a rifarnos en cualquier empleo, ya sea plomería, pintura o lo que nos pongan a hacer. Primero fuimos a Nuevo México, pero ahí encontramos a un patrón que nos invitó a jugar y nos pagaba como si trabajáramos y ahora vamos a otro torneo a Las Vegas”, dice Chaneke, un veloz e inteligente defensa a quien sus amigos llaman así por su pequeña estatura de apenas 1.63 metros.

“Venimos a trabajar, pero también a jugar, estaré por lo menos cinco meses en lo que acaba un torneo de soccer y el Patrón me dará trabajo de pintura”, comparte a El Míster el ‘Chal’, un apodo que tiene desde pequeño por sus ojos rasgados.

Y así como en Estados Unidos la mayoría de los empleos son mejor pagados que en nuestro país, también se suelen dar mejores talachas y premios económicos en los torneos amateur.

Nos darán 600 dólares por el fin de semana del torneo y si se gana el premio son 20 mil dólares, aunque sólo se reparte la mitad. Además, es todo pagado con hotel, viajes y comidas; en México lo que más te llegan a dar son 2,000 pesos en torneos importantes como la Copa Morelos, la Interestal o la Gobernador”, dice el Chal, que ha tenido la oportunidad de viajar a China con la Selección Mexicana de Futbol Sala.

Foto: Cortesía

Al final, los jugadores que competirán en el torneo de Las Vegas contra otros 23 equipos saben que el futbol es un trabajo más que deben aprovechar para tener un mejor futuro.

“Yo soy técnico de celulares, pero acá venimos a jugar y a laborar de lo que nos ofrezcan, estaremos cerca de seis meses”, dice ‘Chane’. ‘Voy a estar por lo menos medio año en lo que termina un torneo de soccer y me darán empleo pintando casas”, complementa el ‘Chal’, que con los ingresos de las talachas ya invirtió en un negocio de taxis.

Así es como una parte de México tratará de conquistar este fin de semana Las Vegas, pensando siempre en hacer realidad el sueño americano y tener una mejor vida para ellos y sus familias. “Me esfuerzo a diario por mis dos hijos hermosos y mi esposa, sin ellos no haría nada de lo que hago”, concluye el ‘Chal’.