Y cuando terminó el partido… China y Asia ya dominaban el mundo

IVAN PÉREZ/ @elmisterperez

El 10 de enero de 2015 algunos de los directivos de Nike llegaron al estadio Lang Park, en Brisbane, Australia, para festejar. Pasara lo que pasara en la cancha ellos ya habían ganado. China vs Arabia Saudita, un partido de la Copa de Asia, era el inicio de una era para la compañía estadounidense, una época que haría que la cuenta bancaria de la empresa deportiva moviera muchos ceros hasta convertirse en millones. 

Arrebatarle a Adidas una relación de más de 35 años no era poca cosa, pero sobre todo la felicidad llegó por la cantidad de ventas de camisetas y millones de dólares que facturarán con China.

Esta nación asiática es sin duda uno de los gigantes comerciales más importantes del mundo y junto a Rusia, son las únicas naciones que pueden decirle a EU: ‘no, así no’. Y en el deporte no es la excepción.

Foto: Nike Media

A finales del 2014 Nike ganó a su archirrival alemán Adidas el derecho de vestir a la selección asiática hasta 2026 por casi 200 millones de dólares (mdd). Tres años después firmaría la exclusividad de la Superliga China por un contrato hasta 2029 y 473 mdd.

¿Por qué Nike decidió pagar para vestir a una selección que lo que más ha logrado a nivel internacional es asistir a un Mundial?, la respuesta es sencilla (quizás ya la imaginas)… tiene  un mercado potencial de 1,200 millones de personas. Este año, por ejemplo, no ha habido ninguna afición en el mundo que tuviera más interacción con el futbol como los chinos. El 57% de sus fans postean en redes sociales todo tipo de contenido, superando la media de todas las naciones que es de 40% según el Modern Fan Report 2019.

****

FOTO: Tomada de Facebook

La polémica que se desató por el tuit del General Manager de los Rockets de Houston apoyando a Hong Kong y “su libertad”, criticando al gobierno de China ha desatado un problema que si no se resuelve pronto puede llegar hasta la diplomacia.

La NBA ha dicho que no censurará a sus agremiados. China tira una mueca casi burlona y sabe que tiene 4,000 millones de dólares que puede clausurar cuando le apetezca según cifras publicadas por Forbes. Ese es el número que aporta cada año a la liga de baloncesto más importante del mundo por venta de merchandise, derechos de TV, patrocinios, impacto en medios.

FOTO: Cortesía FIBA

El deporte y la industria están bajo el control de China y de una buena parte de los países asiáticos. ¿Por qué? Aquí algunos datos recopilados por EL MÍSTER que nos ayudarán a entender que ellos tienen el control:

  1. Tres de los socios comerciales más importantes de la FIFA provienen de Asia.
  2. Todos los patrocinadores de la IAAF son de aquella región del mundo.
  3. La FIBA (Federación Internacional de Basquetbol) tiene nueve sponsors, seis son asiáticos y cinco de ellos chinos.
  4. Entre la FIFA, FINA, FIBA y IAAF, ocho marcas chinas tienen inversiones millonarias.
  5. Si sumamos los socios comerciales de las cuatro federaciones más importantes el total son 27 empresas, de las cuales 18 provienen de China, Corea del Sur, Qatar y Japón.

****

Foto: Tomada de Twitter

¿Qué significaría para la NBA perder la relación comercial con China?, los equipos dejarían de percibir, según Fox Business, unos 133 millones de dólares anuales (4,000 mdd en total)… y no ha sido fácil llegar hasta allí para la liga de baloncesto más importante del planeta, han trabajo dos décadas el mercado en China y ahora, por un tuit, el país asiático está dispuesto a retirar su inversión si es necesario, vetar los contratos y presionar por todos los medios posibles para que llegue un ‘disculpe usted’.

Asia se ha convertido en una mina de oro desde hace más de 20 años para la industria del deporte. Desde aquellas giras del Manchester United con David Beckham, la aparición de Yao Ming y Jeremy Lin en la NBA, las ligas y federaciones del mundo decidieron sonreírle a aquel lado del mundo para obtener sus millones y ahora -para bien o para mal- dependen financieramente de ellos.

Casi el 61% de los patrocinadores de las cuatro federaciones más importantes del mundo: futbol, natación, basquetbol y atletismo, son Medio y Lejano Oriente. Además, la NBA apostó tanto al mercado de ese sitio del mundo que de sus 20 tiendas virtuales, 14 son de territorios asiáticos. Por ejemplo los Golden State Warriors ingresaron el año pasado -según datos de Rakuten- unos 20 mdd por la vienta virtual.

Tan solo para sus giras en China, la NBA tiene relaciones comerciales con 17 empresas locales, que obviamente desembolsan millones para estar presentes.  Uno de los acuerdos más importantes que tienen en aquel país es con la empresa Tencent, una empresa de Internet y tecnología en China que pagó a la liga 700 mdd por un contrato entre 2015 y 2020 para que a través de su plataforma ofrezca partidos del campeonato.

Otro de los deportes que tiene una gran relación con Asia son las Grandes Ligas, que tienen una oficina en Japón que les da ingresos entre 100 y 150 mdd anuales. 

De acuerdo con cálculo realizado por EL MÍSTER, Asia aporta a los torneos y federaciones más importantes del mundo al menos entre 6,000 y 7,000 mdd anuales por ventas, derechos de transmisión, impacto en medios.

****

FOTO: wikicommons

Además de patrocinar eventos o ligas o equipos, los empresarios asiáticos son dueños de franquicias de futbol. Por ejemplo, si nos enfocamos al futbol, tienen presencia en los principales campeonatos. En la Premier League con el Leicester, Manchester City, Sheffield United y el Wolves. En la Championship la lista llega a nueve. 

En España por ejemplo está Peter Lim (Singapur) con Valencia, en la Serie A el chino Zhang Jindong’s via la empresa Suning tiene el control del Inter de Milán. Y quizás el caso más famoso sea el de PSG en Francia donde lo qataríes poseen el control.

Por donde se le quiera ver, donde el deporte es industria y es negocio, ya hay dinero chino, japonés, coreano o qatarí. El refrán dice, “el que paga manda”… ¿qué querrán los patrones ahora?